HEG 18/12/2020

El HEG es una nueva modalidad de entrenamiento cerebral, basado en el biofeedback, relacionado con el flujo sanguíneo que en algunos trastornos como TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), TEA (trastorno de espectro autista), trastorno depresivo, esquizofrenia o migrañas, aparece disminuido.

Con la HEG pretendemos conocer el flujo de sangre oxigenada en el cerebro a través de la evaluación del color del tejido cerebral (sangre oxigenada arterial es roja; sangre desoxigenada venosa es azul). Cuando aumenta la demanda en la nutrición de determinadas áreas porque estamos realizando alguna tarea como por ejemplo estudiar, se desencadena un flujo de sangre más rápido y denso y, en consecuencia, una mayor cantidad de sangre roja (oxigenada) en los tejidos. De esta forma, se puede conocer la activación de una parte del cerebro.

A > actividad neuronal, > flujo sanguíneo y > aumento del metabolismo cerebral.

Grupos de investigadores ha encontrado a través de técnicas de neuroimagen, que determinadas áreas de nuestro cerebro tienen una pobre perfusión sanguínea que mediante entrenamiento en biofeedback, puede ser incrementada.

El dispositivo de HEG mide y retroalimenta cambios correlacionados con el metabolismo y el flujo sanguíneo en diferentes áreas de la corteza cerebral.

La sangre trasporta todos los nutrientes y el oxígeno necesario para una activación cerebral óptima y los conduce a aquellas partes que lo requieren en cada momento.

Con el paciente cómodamente sentado, un dispositivo HEG tipo diadema colocado en la cabeza, mide diferentes longitudes de onda de la luz proporcionando una evaluación más global de oxigenación en el tejido cerebral, especialmente en zonas específicas de la corteza y le devuelve información a través de la observación en una pantalla con estímulos visuales y auditivos, por ejemplo un videojuego, para que comience su entrenamiento de autorregulación.