Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

Ok Más información

5 – Transtornos de la conducta alimentaria

Este tipo de trastornos están poseídos por un fuerte componente emocional y social. Los que se dan más habitualmente son:

5.1 Anorexia nerviosa

Es un trastorno que se da con más frecuencia en la adolescencia y principalmente en el sexo femenino, aunque también hay casos en varones. Existe una distorsión de la imagen corporal. En muchas ocasiones este tiene su inicio, debido a una acontecimiento vital estresante o comentarios irónicos acerca de su imagen corporal.

Se caracteriza por llevar a cabo conductas para perder peso, como reducción en la ingesta de alimentos, ejercicio excesivo… Y en fases más avanzadas provocación del vómito, abuso de laxantes…

Viene acompañada de síntomas físicos como la pérdida de peso, ojos hundidos, piel seca y pelo débil, estreñimiento, amenorrea ( pérdida de la menstruación), aparición de vello… Entre otros.

psicologia--6

5.2 Bulimia nerviosa

Al igual que en la anorexia existe una fuerte preocupación por la imagen corporal, pero aquí hay atracones de comida , normalmente hipercalórica, que es compensado posteriormente con vómitos o abuso de laxantes.

Al igual que en el trastorno anterior, se da con más frecuencia entre adolescentes del sexo femenino.

En muchas ocasiones aparecen combinados episodios de anorexia y bulimia.

Algunos de los síntomas físicos que aparecen aquí son arritmias, callos en el dorso de las manos, caries y erosión del esmalte dental, dolor y distensión abdominal… Entre otros.

psicologia--7

TRATAMIENTO

Normalmente, este tipo de trastornos necesitan de un largo seguimiento , debido al riesgo de recaídas.
Al igual que en otros casos, dependerá de la evolución del paciente que se necesiten más o menos sesiones.
Más comúnmente, se ha llevado el abordaje desde un enfoque Cognitivo-Conductual, el cual es efectivo. Se le dará una especial importancia al tratamiento de los pensamientos irracionales sobre la comida y la imagen corporal, así como a la baja autoestima.
Actualmente, se han ido conociendo terapias muy efectivas y más rápidas en alcanzar objetivos deseados en este tipo de trastornos. Hablamos de la terapia EMDR, que combinada con la anterior,  puede hacer grandes avances en los pacientes.