TDAH y DSM-5

¿Qué es el TDAH?

El TDAH es una trastorno neurobiológico que aqueja tanto a adultos como a niños. Es descrito como un patrón persistente o continuo de inatención y-o hiperactividad e impulsividad que impide las actividades diarias o el desarrollo típico.

Los individuos con TDAH también pueden experimentar dificultades para mantener la atención, la función ejecutiva (o la habilidad del cerebro para comenzar una actividad, organizarse y llevar a cabo tareas) y la memoria de trabajo.

El TDAH (hay que considerar que en países como Estados Unidos, Inglaterra o Canadá se conoce como  ADHD, por sus siglas en inglés) es uno de los trastornos del neurodesarrollo más comunes de la niñez.

Generalmente se diagnostica desde la infancia y a menudo perdura hasta la edad adulta. Los niños con TDAH tienen dificultad para prestar atención, presentan un comportamiento impulsivo (pueden actuar sin pensar en las consecuencias) y, en algunos casos, son hiperactivos. [1]

Signos y síntomas

Es normal que en ocasiones a los niños les cueste trabajo concentrarse y comportarse adecuadamente.

Sin embargo, los niños con el TDAH no superan estas conductas. Los síntomas continúan manifestándose y pueden ocasionarles problemas en la escuela, el hogar o con los amigos.

Existen tres tipos distintos de TDAH:

1.- Inatento

2.- Hiperactivo-impulsivo

3.- Inatento e hiperactivo-impulsivo combinado

El TDAH y el DSM-5

¿Qué es el DSM-5?

Es el nombre en inglés del Manual estadístico y de diagnóstico de los trastornos mentales, en su quinta edición,

Es  publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) y define los criterios a ser usados por los médicos, profesionales de la salud mental y otros profesionales clínicos de la salud calificados cuando realizan un diagnóstico.

El DSM-4 fue actualizado en el 2013 y hoy tenemos el DSM-5, en el que  se realizaron cambios a la definición del TDAH, lo que afectará cómo este trastorno se diagnostica en niños y adultos.

 ¿Qué ha cambiado acerca del TDAH con el DSM-5?

1.- Es importante conocer que el DSM-5 parte de este criterio: ”las personas con el TDAH muestran un patrón constante de falta de atención o hiperactividad impulsiva que interfiere con su desempeño y desarrollo”

2.- Además, se deben cumplir las siguientes condiciones:

  • Varios de los síntomas de falta de atención o hiperactividad impulsiva se presentaron antes de los 12 años.
  • Varios síntomas se presentan en dos o más entornos (p.ej., en la casa, la escuela o el trabajo; con amigos o familiares; en otras actividades).
  • Hay evidencia clara de que los síntomas interfieren o reducen la calidad del desempeño social, escolar o laboral.
  • Los síntomas no se presentan únicamente durante el curso de la esquizofrenia u otro trastorno psicótico.
  • Los síntomas no se explican mejor para otro trastorno mental (por ejemplo: trastorno del humor, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo o trastorno de la personalidad).

 

Además, se deben cumplir las siguientes condiciones:

  • Varios de los síntomas de falta de atención o hiperactividad impulsiva se presentaron antes de los 12 años.
  • Varios síntomas se presentan en dos o más entornos (p.ej., en la casa, la escuela o el trabajo; con amigos o familiares; en otras actividades).
  • Hay evidencia clara de que los síntomas interfieren o reducen la calidad del desempeño social, escolar o laboral.
  • Los síntomas no se presentan únicamente durante el curso de la esquizofrenia u otro trastorno psicótico. Los síntomas no se explican mejor para otro trastorno mental (p. ej., trastorno del humor, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo o trastorno de la personalidad).

Durante muchos años, los criterios diagnósticos del TDAH manifestaban que eran solo los niños a quienes se les podía diagnosticar con este trastorno.

Esto significaba que los adolescentes y adultos que padecían síntomas del trastorno, y quienes podrían estar enfrentando dificultades por muchos años desconociendo la razón, no podían ser diagnosticados formalmente con el TDAH.

El DSM-5 ha modificado esta definición y ahora tanto adultos como adolescentes pueden ser diagnosticados formalmente con el trastorno.

Los criterios diagnósticos hacen mención y proveen ejemplos de cómo el trastorno se presenta en los adultos y adolescentes.

En el DSM-5 el diagnóstico del TDAH aparece como algo presente también en los adultos.

En la actualidad los profesionales clínicos  examinan la infancia media (12 años de edad) y durante todo el transcurso de la adolescencia para trazar el momento de aparición de los síntomas, sin llegar hasta la niñez temprana (7 años de edad). •

En la edición anterior, el DSM-IV TR, al TDAH se le subclasificaba en tres “subtipos”. Esto se ha modificado en el DSM-5 y a los subtipos ahora se les denomina “presentaciones clínicas”.

Además, las “presentaciones clínicas” de la persona pueden variar en el transcurso de su vida. Esta modificación describe de mejor manera el efecto del trastorno en el individuo durante las diferentes etapas del ciclo vital.

Un individuo con TDAH ahora puede padecer TDAH en tres grados:

  • Grado leve
  • Grado moderado
  • Grado

Esta clasificación  se basa en el número de síntomas que la persona experimenta y cuán dificultosa hacen la vida cotidiana del sujeto.

Si desea más información sobre este tema, descargue el siguiene pdf: El TDAH y el DSM5

¿Necesitas ayuda?
No dudes en contactar con nosotros