Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

Ok Más información

Trastornos adictivos

La solución destructiva.

Existe un ritual de comportamiento en la mayoría de los humanos: tratar de solucionar la presencia de malestar de la manera más rápidamente posible. Esta forma de actuar lleva a conseguir resultados eficaces a corto plazo y la persona termina incorporándolo  a su vida cómo una forma para solucionar problemas ( beber, consumir sustancias tóxicas, fumar, …) pero a largo plazo conduce a una vida muy limitante que en ocasiones llega a ser totalmente destructiva. La dependencia de elementos externos,  nos conduce a regular nuestra vida a través de ellos y a hacernos esclavos de su presencia para poder desarrollar nuestras rutinas diarias. El tiempo empleado  en acceder a las sustancias,  consumirlas, buscar el lugar adecuado para hacerlo, y pagar más tarde, las consecuencias del consumo, terminan por aislar a la persona de la vida social, alejarse de su grupo familiar, generar conflictos laborales que pueden llegar a desembocar en consecuencias irreversibles, además del grave deterioro progresivo de  la  salud física y mental del consumidor/a.

Tratamiento

Mi solución, es el problema.

Para iniciar un tratamiento de un proceso adictivo se procederá a evaluar a la persona afectada por él y establecer:

El tratamiento se estructura en sesiones que, dependiendo de la evolución del trastorno, serán espaciadas en mayor o menor intervalo de tiempo. El compromiso por parte de la persona debe  ser serio y total y la voluntariedad de asistir a terapia tiene que ser personal, con convencimiento propio de querer establecer un cambio radical en su vida.

El proceso terapéutico se llevará a cabo con terapias de tercera generación.

Solicite una consulta

628 809 822
957 419 328
Nombre:   Email:   Teléfono: